La chica ha ganado en confianza y autoestima

HatHace un par de cursos, contactó con la Asociación Vecinal ZOES una psiquiatra para derivar a las actividades de la asociación a una joven con timidez crónica, pretendía que se incorporara a alguna de las actividades, entendiendo que podría venirle bien como parte de su terapia.

Le indicamos que acudiera a la hora de atención directa y al día siguiente lo hizo acompañada de su padre. Ella con 19 años y una actitud de avestruz, agachando la mirada y sin articular palabra en los primeros momentos. Era su padre quien ejercía de portavoz, indicando incluso los gustos de su hija y sus preferencias al ver la programación. Desde ese  momento comentamos que quien quería participar en alguna actividad era ella, y por tanto sería quien nos indicara qué actividad era la elegida. Optó por pintura al óleo, y al día siguiente se incorporó. Se informó a la coordinadora de la actividad sobre la timidez de Ana y desde ese día fue una más en el aula. Acompañada muy de cerca por su padre, al que indicamos que no debía ser así, que al menos en esta actividad su hija podría ir y venir a casa sóla, la familia reside en el barrio pero por otra parte les preocupaba ya que Ana no tenía vida social alguna por lo que la protegían con el acompañamiento y se contribuía así a restarle autonomía personal. Fue un pulso que ganamos a la familia, después de varias conversaciones y estrecho seguimiento sin que se notara que así era.

Tres sesiones después empezaron a verse algunos “resultados” comenzó a reclamar la atención de la monitora cuando la precisaba y así poco a poco, a interactuar con sus compañeras y compañeros de actividad ¡como una más! A resaltar que siempre, siempre saludaba y se despedida en baja voz pero el saludo de llegada y el de despedida formaban parte.  Lentamente pero en evolución constante. Se le reforzó y ayudó a creer en ella, inyectándole autoconfianza y desde luego, como en ZOES es habitual, haciendole que se sintiera como una más y coprotagonista de lo que somos y hacemos.

Hoy, dos años después, hemos sabido que se ha incorporado a la universidad, está cursando Bellas Artes, ha normalizado su vida social y ¡nada tiene que ver con aquella jóven que apareció cabizbaja y retraida a la que le costaba mucho comunicarse! Enhorabuena Ana, nos gusta que hayamos sido parte de tu proceso 

 

 

2 comments

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s